Los últimos proletarios del fútbol

Los últimos proletarios del fútbol es un excelente documental que repasa la mejor época del IFK Göteborg. Durante los años 80, la humilde camiseta blanquiazul se paseó por los mejores estadios de Europa, y lo de «humilde» no es un decir. Por aquel entonces, los jugadores del IFK no eran profesionales, sino que compaginaban sus trabajos diarios con los entrenamientos y partidos, teniendo así una plantilla formada por cocineros, bomberos o fontaneros. Yo, que siempre protesto por las desigualdades económicas del fútbol moderno, también reconozco que por aquel entonces existía un factor que lo suplía y que hoy en día escasea. No sé si su nombre es «orgullo», «sentimiento por la camiseta» o simplemente «huevos», pero durante aquellos años, equipos modestos como el IFK Göteborg o el Steaua de Bucarest le plantaban cara a los grandes en las competiciones europeas.

El reportaje hace especial mención al partido disputado entre el IFK Göteborg y el F.C. Barcelona correspondiente a nada menos que la semifinal de la Copa de Europa de 1986. El IFK recibía en Ullevi a uno de los equipos más ricos y temidos de Europa, y mientras ellos miraban a los españoles con una mezcla de temor y respeto, en Barcelona ya daban la eliminatoria por ganada. Sin embargo, aquella gloriosa noche, los cocineros y bomberos de Göteborg le endosaron un 3-0 al todopoderoso Barça.

En contra de todo pronóstico, la historia no tuvo un final feliz para el equipo sueco. En el partido de vuelta, y gracias a un fantástico hat-trick de Pichi Alonso, el Barça logró el empate. A continuación, la tanda de penaltis daría el pase a la final al equipo catalán para desgracia del IFK. No pudo ser, el sueño europeo de aquellos proletarios había llegado a su fin en un agónico partido.

Dicen que la vida siempre da una segunda oportunidad, y aunque no tiene el mismo sabor que la codiciada Copa de Europa, en la temporada siguiente (1986-87) el IFK Göteborg logró llevarse la segunda Copa de la UEFA a su vitrina, algo que incluso a día de hoy muy pocos equipos han conseguido.