Derbi en Vigo y último tramo Erasmus

¿Dónde nos habíamos quedado? Ah, sí, escribí el último post sobre mi Erasmus durante el descanso de Semana Santa. Pues bien, el fin de semana siguiente tuvo lugar el segundo derbi de la temporada, y al igual que en el primero, Miguel y yo no nos lo queríamos perder a pesar de estar de Erasmus, así que hasta allí fuimos junto con la Peña Rebumbio. El hecho de estar primeros y segundos en la clasificación, sumado a la dificultad para conseguir entradas y que para nosotros se trataba del primer derbi que vivíamos en la ciudad rival, hizo que viviésemos los días previos con muchas ganas y expectación.

Al final llegó el gran día y el consecuente madrugón, dado que el partido era a las 12 de la mañana (gracias LFP). Fuimos a Vigo en coches particulares, aparcamos en un parking público y nos dirigimos a Lonaidos Balaidos con tiempo de sobra. Vivimos algún que otro momento de tensión cuando nos vimos envueltos en una carga policial contra los ultras del Celta, que estaban tirando botellas de cerveza contra la Policía y contra su propia afición (WTF?). La buena noticia es que éstos fueron los únicos incidentes que hubo a lo largo de todo el día. En pocos minutos llegamos a la zona de la afición deportivista y aquello ya era como estar en casa, ambientazo con más de 4.000 hinchas blanquiazules en el estadio del eterno rival.

El partido no pudo ser más emocionante. El Deportivo se adelantó en los primeros minutos por medio de Riki, y llegó a ponerse con un 0-2 a su favor. Sin embargo, los vigueses lograron el empate hacia el final del partido, y ya en el tiempo de descuento Borja nos daba la victoria final con el 2-3 final. Apoteósico en el campo e indescriptible en la grada. Sin duda, un partido para recordar.

Al día siguiente del partido volé de vuelta hasta Göteborg para enfilar los últimos meses de Erasmus. Este tramo final está siendo bastante más relajado que los anteriores en cuanto a fiestas. Lo más destacable hasta el momento ha sido la visita de mi amigo Pablo y la última FestU, que fue la más grande de todas, incluyendo piscina, castillos hinchables y toro mecánico.

Pero eso no es todo; el mismo día de la FestU se celebró el Cortège, un desfile de carrozas por toda la ciudad a cargo de los alumnos de Chalmers. El Cortège se celebra desde 1909 y cada año reúne a cientos de miles de personas entorno a las principales calles de Göteborg (más de 250.000 en la edición de este año). Las carrozas se construyen desde semanas antes en un recinto acotado dentro del aparcamiento de la universidad, y durante ese tiempo los participantes tienen cerveza ilimitada gratis. Los miembros del Cortège llevan además unas batas blancas que les identifican como tal, por lo que durante las semanas previas al gran día, el campus y las clases están llenas de batas de laboratorio con el logo del Cortège a la espalda. Los artilugios que construyen son de todo tipo, desde arañas a vapor hasta carrozas satíricas, pasando por retretes motorizados o kayaks con ruedas.

Hace poco más de una semana pasé por Londres para hacerles una visita relámpago a mi hermano y su mujer. Fueron simplemente unas cuantas horas, pero suficientes como para hacer un plan envidiable: visitar el Mercedes Benz World, un enorme museo sobre mi marca favorita de coches, situado junto al antiguo circuito de Brooklands. Allí pudimos ver grandes joyas del automovilismo, tanto antiguas (Mercedes-Benz 300 SL) como modernas (Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black SeriesSLR McLaren o SLS AMG). Pero sin duda, el coche que más me impresionó fue el monstruoso Mercedes-Benz CLK GTR Roadster y sus 720cv de potencia.

Durante ese día en UK recogí también mi última compra tecnológica, un iPad que le encargué a mi hermano aprovechando un viaje a Nueva York (casi 100€ de ahorro respecto a España). La verdad es que me está resultando muy cómodo y útil, tanto para navegar por internet como para leer apuntes en PDF, además claro está de utilizarlo para jugar e incluso para pinchar.

Por último, y continuando con mi trayectoria ascendente en apariciones mediáticas (:P), La Opinión de A Coruña me ha incluido en un reportaje sobre el 25 aniversario del programa Erasmus, aunque tan sólo aparecen un par de frases y una foto, tanto en la edición impresa como en la online.

Mi Erasmus ya está llegando a su fin, tan sólo resta la última semana de exámenes y unos días extra que utilizaré para hacer las maletas de vuelta y, tristemente, acudir a despedidas sociales. Todavía no tengo muy claro cómo volveré a España, pero todo apunta a que Roi y yo haremos un viaje descendiendo por Europa y realizando varias escalas para conocer sitios nuevos y visitar a algunos amigos. Un Erasmus como éste necesita una despedida a la altura 🙂


David Paredes

Soy ingeniero informático por la Universidade da Coruña y trabajo en el departamento de e-commerce de Zara. Mis principales intereses son los negocios, la tecnología y el diseño, aunque a menudo también escribo sobre otros temas. Puedes obtener más información en la sección "Sobre mí" de esta página.

Publicaciones del autor